Entradas

Mi verdad es simple

No quiero caer en un pozo porque no es mi estilo. Pero quisiera gritar y sacarlo todo. No pensé que me iba a doler tanto. Sé que debo sacarlo. No suelo ser llorona. Lloro cuando ya me guarde muchas cosas, y son tantas que exploto. Pero esta vez... no sé...se me escurren de repente las lagrimitas de lo triste que me siento. Paso mucho tiempo con un nudo en la garganta y no entiendo.

En serio me quebraste, habías logrado que olvidara las dudas, había callado las voces de mi mente por días. Había puesto un hasta aquí, a lo que me decían de ti. Quizás no debí quitarme el caparazón. Creo que ese fue uno de los errores que cometí, especialmente porque mi intuición me había gritado por semanas a todo volumen que debía salir de allí.

La pregunta que me perseguía podía esperar, porque durante las últimas semanas me sentía avanzando y estable, y lo más importante me sentía feliz. Hace rato leí algo que me llego, ¿y porque no? Me saco el llanto... "Cuando decidí que te esperaría, no conta…

Duele

Cuando desperté seguía doliendo. Fue hasta el tercer día, cuando ya había determinación. Sin embargo, el dolor estaba presente. Las señales siempre estuvieron presentes, pero siendo como soy, preferí ignorarlas. Muchos piensan que te di la oportunidad, cuando realmente la que se daba una oportunidad era yo. Era una apuesta que sabía iba a perder. Había tomado la ruta larga de la paciencia, no llevaba prisa, no llevo prisa.

Ya a esta edad, solo queda tener suerte. Y si bien amar a una persona no es cuestión de suerte, sólo la invocamos para ser bendecidos con tropezar con la piedra correcta para cada quien. Nunca estaré de acuerdo, cuando las personas te dicen que eres demasiado para alguien, aunque cuando estás fuera del circulo puedes notar cosas que dentro no se ven. Situaciones que lanzan a las personas a hacer ese tipo de comentarios. Yo no pienso que seamos demasiado para alguien, la atracción es química pero el amor es algo que se construye, se alimenta día a día, pero requiere …

¿Dónde quede yo?

¿Dónde quede con tu decisión?  Me tomaste de la mano                 y me arrojaste del séptimo piso,   cuando te di mi corazón.
Mírame y dime algo,
 mi alma está hecha jirones,   tu silencio me mata,   me desgarra lentamente.

Todas las noches lloro,   despierto a la pesadilla   preguntándome si fue cobardía,  ¿dónde está nuestro amor?

Simple cuestión no es,   lo comprendo con desvelo   pero ¿herir a alguien que te ama  para salvar a otro, es tú solución?

Me has aniquilado.   no concibo este vacío,
me cuesta mantenerme erguida
más por una promesa
sigo en pie bajo la tormenta. 
Me has deshecho,   cuando eras mi alegría  aquella que se me había negado:   ame de nuevo y me sentí amada. 
¿Qué pasó? ¿Dónde quede yo,  cuando tomaste esa decisión?   Me preguntó cada noche,   cada madrugada   y cada mañana.   Si pensabas que era fuerte,   no lo soy.

Vivo el día con mis ojos nublados,  con sonrisas robadas  y un nudo en la garganta,   ¿Dónde quede …

Ella ganó la batalla

Creo que solo una vez,   solo una vez he amada tanto.   La travesía fue hermosa   pero la tormenta final   me dejo estropeada,   al borde del abismo.

Después muchas veces intente,  me enamore una y otra vez,   con la ilusión de nuevamente   entregarme por completo.   ¡Dios! He caído hondo,  muy hondo en un círculo vicioso.

Me enamoro poco a poco,   y lo hago con miedo   ¿Merezco más?   Eso dicen todos,   pero yo no quiero más.  Solo quiero amor de regreso.

Dicen que mi vida es un drama.  Todos creen que lo busco.   Pero se vive día a día una batalla  cuando dos personas luchan,  tratando de ser una,   sin confundirse.

El amor no se rindió,  simplemente caíste,   caíste en la trampa   de tu propio corazón.   No eres cobarde,   solo eres el arquitecto.

No confundas la nobleza   con tus miedos.   A ellos no los confundas  con tu falta de valor.   Lucha por lo que quieres.  Pero que quede claro,
Si Ella ganó, tú lo pe…

La vida no es seriedad

Caras vemos al pasar,
caras llenas de ansiedad
caras vemos frente a frente,
caras llenas de seriedad.

No sabemos el rumbo,
no sabemos el sufrir
pero si sabemos saludar
y sabemos sonreír.

Desde el taxista hasta el dulcero,
desde la señora del tamal,
hasta el ser que parece intrascendente
en tu devenir diario,
te puede robar una sonrisa.

¿Quién nos dijo que no  podemos trabajar con una sonrisa?
¡Quién nos dijo que la seriedad,
la pulcritud y la excelencia  de nuestra labor está peleada  con la alegría de nuestros días!

Mi padre me dijo un día:
“El trabajo es para ayudarse  no para matarse” Así que…
a mantener la sonrisa fresca
como la esencia del día.

La humanidad y su apatía,
su conformismo y vanidad,
su inconformismo y rebeldía
se debe a que cada vez más
nos sumergimos en la burbuja
de solo vivo para mí.

Muy seguro estás que respiras,
pero ¿estás seguro de que vives?
Por eso te sugiero que observes,
voltees …

Y Dios me hizo mujer

Imagen
Por Gioconda Belli

Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.



No quiero

No quiero engalanar tu alma,
 ni ser la promesa que rompe  la esperanza creada.  No quiero ser la persona  que te lleve al cielo  por un engaño concebido,  ni la ilusión sobrada  del tiempo que quieres.
              JCMP